scorecardresearch

El virus retrasa los convenios de 25.000 trabajadores

L.M.
-

Metal, ahorro, administraciones públicas, empresas privadas o ayuda a domicilio han retomado las reuniones, casi todas virtuales, tras el parón obligado durante primavera y verano

El virus retrasa los convenios de 25.000 trabajadores - Foto: Jesús J. Matías

La negociación colectiva es uno de los pilares más importantes -si no el que más- en los que se asienta la existencia y el día a día de los sindicatos. La discusión de las relaciones laborales entre empleados y empresarios es un trámite fundamental y necesario para que las condiciones de trabajo sean óptimas y lo más beneficiosas posibles para ambas partes -si eso es posible-. La imposibilidad de reunión y movilidad durante el estado de alarma -de marzo a junio- negó que los representantes pudieran sentarse a la mesa, lo que ha dejado a cerca de 25.000 burgaleses con su convenio pendiente. Con el inicio de la pandemia la suspensión fue prácticamente definitiva, ya que la fórmula de las citas a través de los medios digitales no prosperaron.

Con el decaimiento del estado de alarma a finales del mes de junio, la reactivación de las empresas y la progresiva reincorporación de los trabajadores a sus puestos la negociación colectiva ha vuelto a tomar impulso. «Hay que seguir negociando, regulando todo tipo de relaciones laborales.La pandemia va a estar ahí pero eso no quiere decir que no va a haber turnos o demandas desde las compañías.Es más necesario ahora que nunca», apunta ÁngelCitores, secretario provincial de CCOO. Su homólogo enUGT, PabloDionisio Fraile, recuerda que las relaciones laborales «son absolutamente cambiantes y lo hemos visto estos meses», por lo que apuesta por la negociación«para prevenir».

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)