Camionero sextuplica la tasa de alcohol al volante en la A-1

I.M.L.
-

La Guardia Civil investiga al varón de 62 años, vecino de Murcia, que fue interceptado de madrugada en la autovía, a su paso por la Ribera, circulando en zigzag y poniendo en peligro al resto de usuarios de la carretera

Un guardia civil realiza una prueba de alcoholemia a un camionero (Imagen de archivo) - Foto: DB

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Burgos ha investigado a un varón de 62 años y vecino de Murcia, cuyas iniciales son A.P., como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas con resultados positivos en las pruebas de alcoholemia practicadas.

Los hechos ocurrieron días atrás de madrugada, a la altura del kilómetro 147 de la autovía A-1 a su paso por la comarca de La Ribera. Una patrulla detectaba la circulación anormal y poco regular de un conjunto de vehículos compuesto por cabeza tractora y semirremolque; su errática circulación en zigzag ponía en riesgo su propia seguridad y la del resto de usuarios de la vía, por lo que los agentes decidieron pararle e interesarse por la vicisitud.

El conductor, vecino de la provincia de Murcia, presentaba síntomas evidentes de haber ingerido alcohol y de encontrarse bajo su influencia, como se manifestó en su manera de conducir, por lo que se le practicó la prueba de alcoholemia mediante el aire espirado.

Los resultados positivos mostrados en el etilómetro de 1’01 y 0’98 mg/l no hicieron más que matizar los indicios iniciales en cuanto a sintomatología externa se refiere. Las tasas superaban en más de seis veces la máxima establecida para este grupo de conductores 'profesionales', que es de 0’15 mg/l.

Por este hecho, A.P. ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, en tanto que el vehículo que conducía fue inmovilizado de manera cautelar hasta que desaparecieran las causas que la motivó. Las diligencias instruidas han sido entregadas en los Juzgados de Aranda de Duero.