scorecardresearch

"Soy músico, pero la vida me ha permitido alternativas"

P. E. Medrano (EFE)
-

Este polifacético 'showman' acaba de estrenar en Movistar+ 'BSO', un espacio de entrevistas en el que repasa las canciones más importantes de sus invitados y que supone su regreso a la televisión después de 15 años alejado de las cámaras

"Soy músico, pero la vida me ha permitido alternativas" - Foto: Ana Markez

Después de 15 años alejado de las cámaras, Emilio Aragón ha regresado a la televisión con B.S.O. (Movistar+), un programa en el que cada miércoles repasa las canciones que han marcado la vida de varias personalidades vinculadas al polifacético miembro de la saga Aragón.

El actor, presentador, empresario, compositor, productor, director y sobre todo músico -que es la profesión que él elige para definirse a sí mismo- habla sobre su decisión de volver a la pequeña pantalla, de la que huyó hace años por el largo tiempo que implica estar delante de una cámara.

Quería probar cosas nuevas y Aragón (La Habana, Cuba, 1959) ha dedicado estos años a diversos proyectos como componer canciones, escribir series o películas y sacar discos convertido en su alter ego, Bebo San Juan. Hoy afronta este regreso con ilusión y ganas de reencontrarse con un público que todavía lo recuerda como una de las figuras más icónicas de la televisión de los 90.

Después de haber dicho ‘no’ a varios proyectos televisivos, ¿Cuánto tuvo que ver en su decisión de volver que la propuesta llegara en pleno confinamiento, cuando todo el mundo estaba más sensible?

Algo ha tenido que ver, sin duda. Llevábamos ya un par de meses confinados y todos sabemos lo que supuso en su momento. A veces olvidamos rápidamente pero la preocupación que vivimos, que nos permitió reflexionar sobre un montón de cosas (...) Lo comenté en casa y me decían, ¿por qué no? Y al final me quedé dándole vueltas un fin de semana y dije, es verdad, si al final la vida pasa volando.

En su programa navega por la banda sonora de la vida de algunas personalidades. Si tuviera que elegir una música para la España actual, ¿tendría más canciones tristes o alegres?

No habría una canción en concreto. Sería un popurrí de canciones. Un medley de muchas canciones muy distintas entre sí, muy polares, puedo pasar de bolero a heavy metal.

¿Invitaría a algún político al programa?

No es que no lo invitaría, pero como el perfil del invitado tiene que ver más con mi profesión, esos son los invitados a los que he recurrido. A lo mejor en el futuro puede que venga algún político, yo no cierro la puerta.

¿Y cómo ve usted la clase política actual?

Yo soy un ciudadano como cualquier otro, leo las noticias como cualquier otro, pero con el trabajo -y esto no lo estoy diciendo como respuesta evasiva- verdaderamente no tengo tiempo. No tengo redes sociales, pero no las tengo por el tiempo que me lleva escribir o pensar, prefiero dedicarlo a eso y no a otras cosas.

Con todas las profesiones que ha ejercido en su vida, ¿Por qué se define principalmente como músico?

Porque es lo que creo que soy, es lo que he estudiado de verdad. Lo que pasa es que también he sido muy curioso y la vida me ha permitido en algunos momentos dar pasos alternativos y probar otras cosas.

Participó en programas todavía recordados con mucho cariño como El juego de la oca o la serie Médico de familia. ¿Cree que hoy, en plena época de ebullición de plataformas y cadenas, se están produciendo formatos que un día serán tan recordados como los de antaño?

Yo creo que sí. Absolutamente. Se hacen cosas buenas. La generación de ahora joven recordara La casa de papel como una serie brutal y muchas otras. Recordarán Paquita Salas... Yo creo que cada época tiene lo suyo.

Y dentro de esta locura de reencuentros, remakes… ¿Se le ha pasado por la cabeza un Médico de familia, 30 años después?

No se me ha pasado por la cabeza pero tampoco estaría mal, de repente, hacer un reencuentro o algo así, ¿por qué no? No depende de mí, los derechos creo que son de Telecinco. De hecho ahora hay hasta un reencuentro de Friends. Esas cosas bien hechas, están bien.

Habla con Los Javis en el primer programa de B.S.O. sobre la importancia de centrarse en lo que uno es bueno, pero a usted lo hemos visto haciendo de todo...

Yo no me he querido poner ningún freno ni frontera. Hay veces que los saltos son con red y hay veces que sabes que los saltos son sin red. Yo creo que precisamente eso es lo apasionante de esto, el adentrarte en un bosque que no has transitado nunca.

¿Y se arrepiente de haberse metido en algún bosque?

No, porque si no no sería quien soy. Aunque suene a cliché, es verdad que uno aprende quizá más de los errores que de los éxitos. Te tienes que caer para poder levantarte de nuevo. No me arrepiento de nada, hay cosas que sí que digo ‘esto lo hubiese hecho distinto’. Pero claro, si naciéramos con un manual de instrucciones todo sería más fácil, ¿no?.