La jota de la salud en Melgar de Fernamental

P.C.P.
-

El grupo de danzas Nuestra Señora de Zorita triunfa con las mascarillas del logo de la Virgen, que vende para regalarotras quirúrgicas a la población melgarense vulnerable. Más cuesta dar salida la lotería de Navidad de la Cofradía

Mari Paz, Reina, Azucena, Carmen (profesora), Mari Carmen, Isabel y Pilar, (de izda. a d.), integrantes del grupo de danzas Nuestra Señora de Zorita en la entrada a la bella ermita. - Foto: Luis López Araico

En Melgar de Fernamental, la suerte baila al ritmo de Nuestra Señora de Zorita. Pero el grupo de danzas tradicionales que lleva el nombre de la Virgen este año no ensaya. Y aunque los pasos de la jota de la Peona siguen resonando en su cabeza e incluso acompañando los sueños de estas 14 mujeres, de entre 14 y 72 años, sus desvelos son otros. En estos tiempos, no hay mayor fortuna que la salud.

Hace semanas ya que son conscientes de que este año no habrá Navidades al uso. Y que el festival benéfico con el que han contribuido a restaurar la ermita o a sustentar asociaciones que luchan contra el cáncer o la diabetes tampoco se podrá celebrar. Podrían haber optado por una actuación virtual pero con el vídeo que subieron a Facebook durante el confinamiento ya han tenido bastante fama.

Así que han elegido vender unas mascarillas para regalar otras. Lo que puede parecer un contrasentido es realmente un gesto altruista con los vecinos que más lo necesitan. Y a los que les vendrá especialmente bien, ya que en las últimas horas los casos de coronavirus se han extendido por la villa melgarense hasta el punto de preocupar a Sanidad. Por el momento, parece que la mayoría de los afectados se encuentran entre la población joven, pero todos han de extremar las precauciones.

En la Librería Calixto, que regenta Rodrigo López San Vicente, prácticamente se han agotado las mascarillas que cuestan dinero, pero no las que son gratis. Para evitar pasar el apuro de tener que pedirlas, a la entrada se ha colocado una mesa en la que todo aquel que lo necesite puede entrar y coger su paquete de 7 protectores quirúrgicos sin dar explicaciones.

En tiempos de pandemia, resulta más sencillo vender mascarillas que lotería. Bien lo ha podido comprobar la profesora de este grupo, Carmen Renuncio, también secretaria de la cofradía que custodia la ermita. Suya fue la idea de adquirir las mascarillas homologadas con el logo de la virgen, que pagaron a 5 euros y venden por 10. Con los beneficios, en realidad han adelantado el dinero, adquirieron otras 2.700 quirúrgicas. Prácticamente agotadas las primeras, aceptan encargos.

Más está costando acabar con los talonarios de papeletas de lotería para el sorteo de Navidad, con la que se contribuye a mantener la ermita de la Virgen de Zorita. También han disminuido las donaciones, así que los cofrades andan bastante apurados y apelan a la solidaridad de toda la comarca. Si la suerte les esquiva, que sea porque rebosan salud o porque van con el paso cambiado. Pero no por negarle un baile.