scorecardresearch

Defensa vende por 1,5 millones el solar de La Puebla

I.E.
-

Ha resultado adjudicataria provisional la empresa K-250 SL en una subasta en la que hubo otra puja

Cuando se edifique en el solar habrá que abrir una calle nueva entre La Puebla y San Lesmes. - Foto: Luis López Araico

Cada vez queda menos para que la ciudad recupere un espacio en el centro histórico que permitirá abrir una calle entre San Lesmes y La Puebla, pues el Ministerio de Defensa acaba de vender el solar de la antigua Comandancia de Obras. El adjudicatario provisional es la promotora K-250 SL, cuyo equipo gestor es el mismo que el de Edificio Plata 3, la empresa que se hizo con Artillería. El capital es completamente burgalés.

Después de un procedimiento de venta directa al que concurrieron tres ofertantes, el Instituto de Vivienda, Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa (Invied) decidió interrumpir dicho proceso para convocar una subasta, cuyo plazo para pujar se agotó el pasado 27 de mayo. A la misma se presentaron dos empresas, pero finalmente se llevó el gato al agua la que más dinero puso encima de la mesa, 1,53 millones de euros. Hay que recordar que el precio de salida se situaba en 1,2 millones de euros.

Los terrenos, de 1.500 metros cuadrados en total, son propiedad -hasta que la operación se formalice de manera oficial- de Defensa (en un 90%) y de propietarios privados (en un 10%). Fue el Ministerio, de la mano del Ayuntamiento, el que impulsó la creación de una junta de compensación para desprenderse de la parcela, ente al que en un principio no quisieron unirse los dueños privados, que ahora sí que solicitan incorporarse.

Hay que recordar que sobre este solar cuelga el cartel de litigioso, pues, según publicó ya el Boletín Oficial del Estado (BOE), una de las empresas que concurrió al procedimiento de venta directa, Tuk Tour Burgos  presentó un recurso ante Tribunal Central de lo Contencioso Administrativo, por considerar que Defensa debió adjudicarle el inmueble por ser la empresa que más dinero puso sobre la mesa en aquel proceso. Sin embargo, el Invied optó por paralizarlo e iniciar una subasta, que es la que ha ganado K-250.