scorecardresearch

Versatilidad y eficacia

SPC
-

El Porsche 911 demuestra su carácter para sacar el máximo partido a las configuraciones de chasis, motor y transmisión

Versatilidad y eficacia

El Porsche 911 no solo tiene un elegante diseño, sino también una tecnología que permite de disfrutar al máximo de su conducción. Para que el conductor logre un disfrute pleno este deportivo equipado con un motor de 3.0 litros biturbo de 450 caballos cuenta con cinco modos diferentes. Aquí, se muestran en detalle cada uno.

Normal

El modo Normal viene predeterminado en todos los 911 actuales. Es el más adecuado para viajar sin prisa y cómodamente. La respuesta del acelerador es menos rápida y la subida de marchas en la caja de cambios PDK de doble embrague sucede a regímenes inferiores. La  suspensión también se encuentra en su configuración más suave para optimizar el confort y las válvulas de mariposa del sistema de escape deportivo permanecen cerradas para tamizar el sonido del motor. Con el modo activado, el 911 responde a la idea de un gran turismo. Solo hay que acomodarse, relajarse y dejar que el automóvil haga el trabajo.

Wet

Se estrenó en 2019 como parte de la dotación de serie del 911 de la generación 992. Se desarrolló para ofrecer una asistencia inteligente y proactiva en las peores condiciones. Gracias al empleo de sensores acústicos en los pasos de rueda delanteros que detectan el agua, advierte al conductor sobre el riesgo de aquaplaning. Cuando la carretera está mojada, la respuesta de los controles de estabilidad (PSM) y tracción (PTM) se amolda a las circunstancias para que intervengan antes y de una manera más suave. Además, actúa sobre la aerodinámica activa y sobre el diferencial activo Porsche Torque Vectoring para garantizar la máxima estabilidad en la conducción.

Sport

Con el asfalto seco y sin tráfico, es el momento ideal para girar el selector y situarlo en el modo Sport. El rugido del escape parece indicar que el 911 ha cobrado vida. La respuesta del acelerador se vuelve más rápida y las transiciones entre marchas del cambio PDK de 8 velocidades son notablemente más rápidas. Al mismo tiempo, la suspensión se endurece para minimizar el balanceo de la carrocería, los soportes dinámicos del motor hacen su trabajo para mejorar el comportamiento y las válvulas de mariposa del escape se abren para que el motor bóxer de seis cilindros resuene intensamente entre las paredes montañosas.

Sport plus

Adaptado a la conducción en circuito, el modo Sport Plus se ha diseñado para sacarle el máximo partido posible al chasis y a la transmisión del 992. Con él activado, la respuesta del acelerador es totalmente instantánea, los cambios de marchas son ultrarrápidos, la dirección es notablemente más precisa y la suspensión se vuelve aún más rígida. Es en la pista donde la genética de competición de Porsche se hace evidente de inmediato, para deleite del conductor, que experimenta esa combinación única de tracción, equilibrio y precisión a la hora de atacar los vértices en cada curva. La conexión física y emocional pone de manifiesto que, a pesar de sus cualidades prácticas y ruteras, el 911 sigue siendo un verdadero automóvil deportivo.

Individual

Tras una intensa sesión sobre la pista, la jornada aún no ha terminado para el 911 Carrera 4S. Todavía queda algo por probar: el modo Individual, aquel que permite al conductor elegir una puesta a punto personalizada.

La combinación de la suspensión menos firme del modo Normal con los cambios de marchas más rápidos y la dirección más viva del Sport, ofrece lo mejor de ambos mundos. El modo Individual se plantea como la elección perfecta para adaptarse a las diferentes condiciones de la carretera e incluso al estado de ánimo del conductor.